Otro weblog de Scoom.com Blogs

Cansancio, hartazgo, ira, pasividad. Básicamente es lo que siento en este momento.

Supongo que me estoy dejando llevar por las emociones y me estoy sumiendo en un bucle absurdo de autocompasión y victimismo que no me aporta nada. No sé cómo tomar las riendas de la situación y asumir el control. Sólo hay una opción que me parece viable, descansar y dejar que las cosas sucedan.

Me agota la pantomima carnavalesca de todos los días. Sonreír cuando quieres gritar. Reír cuando quieres llorar. Amabilidad a cambio de un desprecio colérico. Y en medio de todo eso la sensación de desamparo , soledad y aislamiento.

En ocasiones no hacer nada, significa dar libertad para que los acontecimientos se sucedan. Y mientras tanto debo luchar por quitar la máscara y acabar la función.

Marzo 21st, 2013 at 13:50 | Comments & Trackbacks (0) | Permalink

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Marzo 13th, 2013 at 14:27 | Comments & Trackbacks (0) | Permalink

Odio vivir en un internado. Se lo he dicho a mi madre. No entiendo por qué debo estar aquí. Saben que lo único que deseo es estar en casa con ellos. No me importa nada de lo que me hacen aprender. Odio estar encerrada. Es que no me importa ni Mozart, ni la clase de “Buenas costumbres para señoritas”.

Preferiría estar en la granja con mis preciosos y obedientes collies. Ellos sí entenderían lo atrapada que me siento. Echo de menos a Rosie, es la más jovencita de todas. Cuando estaba enseñándole a conducir a las ovejas ya mostraba mucho carácter, sus pequeños ladridos ponían en guardia a unas desconfiadas reses que no le quitaban vista. La obedecían malhumoradas y ella, satisfecha, recibía su recompensa con agrado.

Además, de ¿qué me vale saber tocar el violín o ser una perfecta dama en una granja de mil cabezas de ganado? Si sólo se celebra el día de Santa Margarita y siempre vamos a casa de la tía Helen. A ella le da igual qué flores son las adecuadas para poner en la mesa del comedor,  si mi postura no es suficientemente erguida, o si hablo demasiado…

Mamá dice que debo conocer otro mundo diferente al nuestro. Conocer a gente que me enseñará cosas que me enriquecerán. Aprender a comportarme para que el día que me case, mi marido esté orgulloso de la dedicación de su “humilde esposa”. Mi madre dice que una mujer debe saber comportarse adecuadamente en cualquier situación y jamás debe ser el centro de atención en una reunión social.

Esta noche me iré de Stanton. He encontrado una salida por el jardín trasero. Cuando todos duerman me iré. Volveré a casa, con Rosie… Le explicaré a mamá que no soportaba estar aquí. Que Nat me hace sufrir con sus bromas pesadas. Que mi falta de talento me hace odiar cada minuto que estoy aqui. Lo entenderá.

Es la 1:00 hrs de la madrugada, y estoy caminando por el sendero que lleva al lago. Tengo frío y estoy asustada. Pero lo lograré. Sólo quedan unos cuantos km para llegar a la estación. Tengo el dinero justo para el pasaje. Lo he reunido con lo que me ha dado mamá cuando me vine para Stanton. No tengo mucha comida. Sólo he cogido lo poco que he encontrado en la cocina de la Sra. Harriet.

Empiezo a estar cansada, llevo caminando mucho tiempo. Pensé que sería más corto el trayecto. Necesito descansar y creo que he encontrado el sitio perfecto. Hay una pequeña cabaña abandonada junto al camino norte. Sólo será un ratito y continuaré para coger el primer tren a casa.

 No sé en qué momento me quedé dormida, pero son las 7:00 de la mañana y debo ir a trabajar. He soñado toda la noche con la pequeña Julia, la protagonista de la nueva novela que estoy leyendo.

Marzo 11th, 2013 at 14:00 | Comments & Trackbacks (0) | Permalink

Una sonrisa transmite serenidad, amabilidad, cercanía, cariño… Es agradable recibirla como respuesta.

Hoy me he dado cuenta que me he olvidado de ella. Tal vez la tenía aparcada y surgía tímidamente con escasa frecuencia. Me he dado cuenta de que vivía recluída en un monasterio de sensaciones apagadas, donde los monjes eran dueños de mis emociones más preciadas y donde un amargo poso de amargura impedía reencontrarme con “ella”, con esa señora de tímida risa (SONRISA).

Estoy más tranquila. Las preocupaciones empiezan a diluirse, a racionalizarse. Empiezo a dejar de tener miedo. A dejar de llorar. Vuelvo a convertirme en Susana.

La vida son etapas y yo he vivido una amarga. Me está gustando empezar a planificar una bonita en la que sólo haya … sonrisas.

Marzo 15th, 2011 at 18:25 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

Sé que hace mucho de mi último post. Pero creo que ha sido un “descanso”, un intento de evadirme de no se qué… Estaba bloqueada y… realmente no tenía muchas cosas que contaros.

Ahora mismo estoy en un limbo de emociones y centrar todo eso ha significado una ausencia temporal.

He vuelto para reencontrarme con mis sensaciones.

Lo dicho, hola de nuevo!

Marzo 11th, 2011 at 20:42 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

Alguna vez seguro que os levantasteis pesimistas, negativos, apáticos… Hoy es ese día para mi.

No hay una razón aparente para ello. Simplemente el motivo pueda ser  un mal descanso nocturno. No hay preocupaciones que me alteren, no hay inquietudes que me angustien, si hasta hace un día bonito… sólo es un día “ploff”.

Me he levantado arisca, tristona, mimosa (supongo que esto ya no es novedad). Tengo ganas de llorar. Tengo ganas de un abrazo fuerte y mudo, que no pregunte y que sea intenso. Tengo ganas de estar sóla y dejarme llevar por la languidez.

Me agota el teatro diario en el que, en cada función , hay que poner una sonrisa para que los demás no se preocupen, en el que hay que contestar “estoy bien, muy bien” porque  cada uno ya tiene bastante con sus problemas y… es suficiente. Pero la representación termina cuando me acuesto y siento la paz que me transmite leer un libro sin tener que tener la guardia alta, sin tener que disimular para que alguien no  se preocupe. Es agotador.

Hace poco una amiga me comentó que me estaba aislando. Me advirtió que “no me dejaba ayudar”. Hace poco me di cuenta de que esa amiga  sólo se fijaba en mis bruscos cambios de humor y no en la necesidad que podía tener de … hablar, de evadirme.. Y no de pedir disculpas por ser un torbellino de sentimientos que, supongo que con tiempo se estabilizarán. Hace poco me di cuenta de que es muy  dificil que alguien entienda algo que no ha vivido, sentido, sufrido…

Es muy complicado pedir ayuda (tal vez soy un poco orgullosa). Siempre hay una sonrisa, siempre, pero hoy no me apetece teatro…

Es un día ploff.

Estoy tontita, mañana será un buen día, seguro!!!

P.D.: Te echo tanto de menos… tanto….!!

Junio 28th, 2010 at 18:36 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

Lectura para tontos… Esto debe ser algo así como los que hablan de la telebasura como unos programas que  insultan la inteligencia natural del ser humano.

Hay personas que se dedican a leer un libro, bien sea, ensayo, novela, enciclopedia… diccionario (de estos hay pocos, creo) y que luego por brindarnos su opinión reciben una cantidad sustanciosa de euros de diferentes colores. A estas personas se le llaman “críticos”. Su opinión es valiosa y crea tendencia. Son como Risto Mejide, pero de libros.

Es por ello, que cuando curioseamos la opinión de los críticos nos encontramos con lindezas, tipo: “Es la obra maestra de la literatura contemporánea, por su estilo renovador, sencillo y atrevido” (si un libro recibe esta crítica es que… ya es la hostia!!) o bien ” lectura entretenida, evasiva y divertida” (es decir, no aporta nada pero mata el aburrimiento), otro ejemplo ” Compendio del buen hacer y del arte entre páginas exquisitas” (suelen ser un coñazo…. pero telita).

Cumplen con su cometido, nos proporcionan información. Hunden al escritor o lo elevan a las alturas de ser un semidios… Y esto sin tener en cuenta que el crítico sea un tío que desarrolla su profesión de forma propia (es decir un autónomo) que si contamos con los que los periódicos o revistas pagan… ya te puedes cagar…

Y ¿por qué tengo que hacerles caso si cada uno tiene su propia valoración que puede o no coincidir con la de estos señores?

Mi resumen, creo que cada uno debe leer lo que necesite en cada momento, sea una obra literaria de reconocido prestigio, una novela romántica mediocre o un best seller… Simplemente debe cumplir la función para la que lo necesitamos, entretenernos, aportarnos conocimientos que deseamos o para reirnos con trivialidades…

No hay literatura de segunda porque no existen los lectores de segunda, sólo críticos inadecuados, inoportunos o evasivos de la realidad social.

Lee lo que te de la gana!!

Junio 15th, 2010 at 16:16 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

No me gusta la gente negativa. La gente que no sabe más que buscar el sentido “torcido” a las cosas.  No creo que sean felices. Y lo que es más importante, transmiten inquietud, desasosiego…

Supongo que todos conocemos a alguien así, al que cuando le dices, con una ilusión desbordante, una buena noticia, te responde algo como: “no es para tanto… piensa que puede tener este inconveniente y el otro…” ó eso de “detrás de alguno bueno siempre viene algo menos bueno, ten cuidado!”. Y te sientes chafado, porque mitigaron tu ilusión con una dosis cruel de realismo negativo.

Porque esa es otra,  a la gente positiva la llaman “fantasiosa” y a la gente pesimista le llaman “realista”.  Pues, perdonad, pero no lo entiendo.

Para vivir, cualquier ser humano necesita un equilibrio entre sus necesidades, sus aspiraciones y objetivos, su tenacidad y su capacidad de lucha. Es verdad que no podemos olvidarnos de ver las situaciones con la suficiente perspectiva para no autoengañarnos, pero también considero que la ilusión en cualquier proyecto es fundamental para lograrlo. Nos da empuje, valentía y autosuficiencia.

Si sólo vemos los “contras” en la vida, no difrutaremos, no viviremos en armonía, y lo que es peor (si cabe) estaremos sometidos al miedo.

Seamos un poquitín ignorantes y dejémonos llevar por nuestras Sensaciones e Impulsos.

Junio 4th, 2010 at 19:09 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

No soy… eh… no soy… Esperad que busque el adejtivo, no soy misógina (Diccionario de la RAE: Que odia a las mujeres, manifiesta aversión hacia ellas o rehúye su trato. U. m. c. s. m.) No, no soy misógina.

¿Seré andrófoba? (miedo a los varones). No. Yo soy capaz de ver a un hombre y mirarle a los ojos e incluso me puede hacer gracia el “sujeto” en sí.

¿Padeceré de misandria? (odio a los hombres). No. Porque me parecen majetes, simpaticotes y … raros… Un misterio sin explicación científica ni valoración celestial.

Bueno ya está bien de clase de “Lengua española”. Voy a explicarme:

Los hombres: esos seres con mucho pelo, pero que no son caniches!, esos seres que son mimosos en extremo (pero no son caniches), esos seres sexualmente “demasiado” activos ( siguen sin ser caniches) y que razonan y piensan de formas peculiares (esto es por lo que sé que no son caniches, porque en esto se diferencian, sí).

Son guapos. Huelen bien. Son de interpretaciones sencillas….

Son TONTOS PERDIDOS!!!. Vamos a ver, cómo a alguien se le puede ocurrir pintar una pared de rojo y luego pintar por encima de blanco para conseguir un tono rosáceo?, o cómo se le puede ocurrir a alguien que “opositar al Ministerio de Justicia” es hacerle frente al Ministro de turno?, o que si le sonríes mucho a una chica… pensará que  “el AMOR llama a su puerta”…

¿Sólo yo veo que son ideas de bombero torero?, ¿cómo llegan a estas conclusiones?

Pero es que luego te rematan con dulzura, con su destreza, con sus sonrisas, con su dulzura (la repito porque tienen mucha), con su inteligencia (los hay, los hay), con su sentido práctico de ver la vida y… ya me olvido de que son bobitos y … hasta los aprecio… mucho.

Son seres raros, pero hacen la vida más amena.

Un beso, en clave de humor, para todos esos seres!!!

Mayo 21st, 2010 at 17:49 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink

No tengo muchos amigos/as.  Tal vez por circunstancias de mi vida, porque puedo ser muy exigente o porque me gusta mi “soledad” buscada. No sé. Pero os puedo asegurar que los poquitos que tengo son… “mágicos”.

Sólo un amigo sabe lo que necesitas sin tener que preguntártelo, sólo un amigo sabe abrazarte sin pedírtelo, sólo un amigo te quiere sin motivos.

En estos momentos de vaivenes emocionales sólo puedo pensar en cómo estar a la altura que merecen y no decepcionarlos. Con frecuencia me equivoco y con la misma frecuencia olvidan mis errores. Pero es que siento con una intensidad tan fuera de lo habitual que me asusta hacerles partícipes por miedo a perderles.

¿Es todo una locura?  Sólo quiero seguir teniéndolos en una burbujita y que ni el viento roce sus alegrías y sonrisas. Quiero seguir protegiéndolos, cuidándolos y queriéndolos. Quiero decirles mil veces que… les adoro.

Tal vez estoy un poco más distante, pero estoy bien. Sólo estoy poniendo cosas en orden y necesito cuidarme más, darme más prioridad. Estoy bien. Quiero estar con vosotros pero sin atisbos de tristeza, de compasión o… no quiero vuestros ojos lánguidos, ni que os sintais obligados a animarme, no quiero más que a vosotros como sois. No lucheis porque todo parezca normal. ¿No os dais cuenta de que cuánto más luchais porque lo parezca menos lo es ?

Quiero estar con vosotros, sonreír, reír y … que me mimeis (eso os lo voy a permitir pero porque soy una listilla).  El resto es mi batalla y vosotros mi apoyo.

Gracias por estar…

Mayo 12th, 2010 at 20:56 | Comments & Trackbacks (1) | Permalink