Otro weblog de Scoom.com Blogs
<

http://www.youtube.com/watch?v=_Wrc6Q7acME

Aunque la Navidad no es una de mis fiestas preferidas, he de reconocer que tienen una cierta magia y que es inevitable vivirlo de una forma especial.

Me gusta la visión de los niños, es dulce, tierna e ingenua. Creen que hay un señor de barba blanca que les trae regalitos todos los años porque es su trabajo. Entonces la cosa es la siguiente, tú te gastas una pasta en comprar ropa, en comprar la tarjeta de memoria para la psp, en los juegos para la wii, en los cuentos, en un avión teledirigido con sensor radiactivo que además corta el cesped…. y el mérito se lo lleva un tío vestido de rojo que conduce un trineo con corzos (no me fastidieis, aquí renos no hay!) que debe ser seguidor del Liverpool y que se ríe de tí en tu cara, como diciendo: HO! HO! HO! el mérito me lo llevo YO!

Y por si fuéramos poco luego vienen sus Eminencias o Majestades o… cómo se diga! Pero de dónde sale esta tropa? Si aún vino su primo el 24!!!

Y ahora nos enfrentamos al dilema: qué le pido a Papá Noel y qué le pido a los Reyes Magos. Los niños lo tienen claro: lo que más pesa a los Reyes Magos porque para eso son 3 y tienen más sitio para clasificar los juguetes, en la A: Aviones, Amotos, Arradios… en la B: Balones, Bicicletas, Bestidos… si es que sus majestades se lo montan bien. Si es que estos sí que se lo curran. Primero las cabalgatas y luego salen a toda leche para dar los regalos (los cojones!). Si de todos es sabido que la velocidad de un camello… tampoco es que haga saltar los radares…Pobrecillos!!. Entonces por qué me duelen a mi los pies?

Por Dios, desde cuando pasé de creer en los Reyes Magos, a dejar de creer y convertirme en uno de los de esa secta???

Y esto son los niños, porque los mayores, nos creemos que por comer 12 uvas, vamos a adelgazar, a saber inglés, a ser más generosos y bondadosos con los que nos rodean, despilfarraremos menos, ayudaremos más a nuestras madres que tanto se preocupan por nosotros… etc… y mil etc… y es que claro… las uvas son lo que tienen, que vienen de serie con prozac y el júbilo te nubla y el cava te remata. Acordaos cuando comais las uvas de pedir los deseos para el año nuevo. Y pedid salud por si alguno se atraganta…

Los niños tienen su ingenuidad, en qué nos amparamos nosotros? en la necesidad de creer en nosotros mismos, en la sensación de que somos capaces de hacer realidad lo que deseamos y soñamos… y eso… también tiene magia.

Hoy es 30 de diciembre y hoy sólo puedo pensar en toda la gente con la que me encantaría estar mañana y en las gracias que le daría a cada uno de ellos por estar en mi vida. Cada uno a su forma: aquellos que teneis la paciencia de quererme mucho y no pedirme nada.  A los que me quereis porque soy vuestra niña. A los que perdonais todos mis errores y borderías. Al que no conozco pero que adoro.

Gracias por disfrutar de este año a mi lado.

Diciembre 31st, 2009 at 0:26