Otro weblog de Scoom.com Blogs
<

Alguna vez seguro que os levantasteis pesimistas, negativos, apáticos… Hoy es ese día para mi.

No hay una razón aparente para ello. Simplemente el motivo pueda ser  un mal descanso nocturno. No hay preocupaciones que me alteren, no hay inquietudes que me angustien, si hasta hace un día bonito… sólo es un día “ploff”.

Me he levantado arisca, tristona, mimosa (supongo que esto ya no es novedad). Tengo ganas de llorar. Tengo ganas de un abrazo fuerte y mudo, que no pregunte y que sea intenso. Tengo ganas de estar sóla y dejarme llevar por la languidez.

Me agota el teatro diario en el que, en cada función , hay que poner una sonrisa para que los demás no se preocupen, en el que hay que contestar “estoy bien, muy bien” porque  cada uno ya tiene bastante con sus problemas y… es suficiente. Pero la representación termina cuando me acuesto y siento la paz que me transmite leer un libro sin tener que tener la guardia alta, sin tener que disimular para que alguien no  se preocupe. Es agotador.

Hace poco una amiga me comentó que me estaba aislando. Me advirtió que “no me dejaba ayudar”. Hace poco me di cuenta de que esa amiga  sólo se fijaba en mis bruscos cambios de humor y no en la necesidad que podía tener de … hablar, de evadirme.. Y no de pedir disculpas por ser un torbellino de sentimientos que, supongo que con tiempo se estabilizarán. Hace poco me di cuenta de que es muy  dificil que alguien entienda algo que no ha vivido, sentido, sufrido…

Es muy complicado pedir ayuda (tal vez soy un poco orgullosa). Siempre hay una sonrisa, siempre, pero hoy no me apetece teatro…

Es un día ploff.

Estoy tontita, mañana será un buen día, seguro!!!

P.D.: Te echo tanto de menos… tanto….!!

Junio 28th, 2010 at 18:36


One Response a “Sensaciones…”
  1. 1
      poesia says:

    Buenas noches según te voy leyendo, asiento con la cabeza, y es cierto eso que escribes.
    Hay días en los que parece no tener una ganas de nada, que todo le molesta, o le sobra, talvez que todo le falta.
    Así que nada mejor que el silencio de una misma, para poderse escuchar y entender, aquello que algunos no oyen, porque en este “teatro que muchas veces es la vida” hay quien pregunta para oir la respuesta que ellos desean escuchar, y otras talvez seremos nosotras las que ni nos escuchamos al responder.
    Como cada persona es un mundo y vive, siente, las cosas a su modo, nada es comparable y hay veces que hasta los consejos resbalan, por nuestra dañada ,pero dura piel.
    Un saludo y siempre hacía delante.